Las caretas que todos llevamos

Todos, pero todos tenemos cicatrices del pasado—el bueno y el malo—Sin Embargo, las que duelen son aquellas que provienen del pasado malo, esas son imborrables sangran de vez en cuando y en un algunos casos reaparecen como signo del poco aprendizaje de la primera vez. También las que ya están olvidadas y perdonadas pueden volver a salir a la luz por la mala jugada del destino –o como quieran llamarle—que aparece frente a nosotros nuevamente.

A pesar que algunos mostremos orgullosas(os) nuestras marcas de batallas, siempre existe una segunda piel que está encima de la propia, tal como una careta que oculta parte de tu cara y deja ver solo lo que tú quieres mostrar. Porque hay que decirlo uno muestra lo que quiere y a quien quiere revelárselo.

Puede suceder que a la persona que más queremos enseñarle quienes somos nunca lo sepa porque no puede ver a través de tu careta o algo más simple aún, no le interesa. Cuando pienso en estas “caretas”, “máscaras”, pienso en que inconscientemente deseamos encubrir o quizás hasta proteger esas secuelas de haber sido heridos y aunque como dice el dicho “lo que no te mata, te hace más fuerte”, esperamos que no vean cuánto hemos sufrido.

El coraje, el arrojo la fortaleza no son cosas que se reflejan en tu rostro, se ven cuando te levantas una y otra vez de ese asqueroso y mal oliente fango que te hunde de vez en cuanto mientras caminas por un camino de tierra llamado vida. Es decir, no son visibles como por tus cicatrices, sino por lo que has superado en el pasado y te sabes capaz de enfrentar sin miedo a pesar de que puedas terminar herido nuevamente. Aprender a vencer nuestros propios miedos es importante ya que si temes, te inmovilizas y dejas de sentir por ende de vivir plenamente, creo—y quizás este equivocada o no, quien sabe—la vida tiene sabores dulces y amargos, pero es así y tratar de evitar probar los amargos, solo te aleja de lo que es realmente saborear la vida.

Estas caretas son nuestro mecanismo de defensa, como una especie de escudo. Son pocas las personas con quien uno se muestra tan cual es, con cicatrices, miedos, etc. y todo el “equipaje” que acarreamos, no todos podrán entenderlo, por eso uno selecciona y espera que te sigan viendo igual o en algunos casos hasta te llegan a apreciar más porque se dan cuenta de tu valor, puede ser, no?

Si para que estamos con cosas, a nadie le gusta que lo miren con pena, lástima eso duele no ayuda en nada. Sí, he sufrido y qué! No tienes porque mirarme así. No es el fin del mundo, a todos les pasa.

Yo uso una máscara cada día, pero muestra las cicatrices que me enorgullecen y solo oculto mi mundo interior, aquel que considero más valioso y por ello lo protejo. Muy pocos—solo verdaderos amigos(as) — lo conocen.

No podría describir el momento en que algunas veces he visto como personas muy cercanas se quitan su careta y descubres quienes son, es un momento de gratitud ya que han creído en ti para guardar su tesoro. Su verdadero rosto aparece ante tus ojos.

Anuncios

6 Respuestas a “Las caretas que todos llevamos

    • Hola José,
      Muchas gracias por tu comentario me alegra haber transmitido un mensaje claro y tranasparente.
      Un día de estos vuelvo con otra publicación.
      Saludos!

  1. My friend:
    Creo que tienes razón en cuanto que las “cicatrices” deberían vestirse sin miedo; son las muestras de tus guerras… y el hecho de no ocultarlas demuestra que has aprendido algo y que tienes muchas experiencias asociadas….
    Imaginé que “no equivocarse y no tener errores” (lo cual es imposible para cualquier ser humano) sería como tener una linda croquera, nueva y sin manchas. Eso parecería bueno, pero la croquera se hace más hermosa y valiosa cuando se va llenando de dibujos y notas, y manchas: eso es lo que la hace única y especial.
    Quienes sepan leer sabiamente esas “manchas-cicatrices” son los que buscarán y descifrarán la manera de llegar detrás de la máscara, donde se oculta la valiosa esencia.

    • Amiga,
      me gustó mucho tu metáfora de la croquera tiene el mismo sentido que lo que yo digo, así e sque apoyo totalmente las manchas-cicatrices….
      Espero estés muy bien un abrazote!!
      te debo un mail!

  2. Hola,
    de acuerdo con que siempre tenemos un set de “caretas” a las cuales podemos recurrir según la ocasión lo amerite pero no con el fin de mostrar que somos otros sino como filtros de quienes somos…
    … y coincido plenamente en asignarle tremendo valor al momento mágico en el que una persona decide descubrirse frente a ti y te muestra su verdadero ser… un momento mágico sin duda y que revoluciona toda la percepción que tenias previamente.
    Buen texto ;) gracias por compartirlo !

    • Muchas gracias Joel
      por tu aporte a esta entrada, y me alegro qeu coincidas en que ese momento en que te muestars tal cual eres con una persona es realmente mágico.
      un abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s